Lorena Escandell y el sexismo en los medios actuales

Lorena Escandell Carbonell (Pinoso, Alicante), licenciada en periodismo por la Universidad Miguel Hernández  y especialista en informaciones de género, además de realizadora de talleres de lenguaje inclusivo y autora del blog feminista “Por amor al arte”, analiza el sexismo de cierta prensa y el escaso número de altos cargos en los medios de comunicación ocupados por mujeres.

La periodista explicó que comenzó a tratar temas como la violencia de género gracias a que se puso “las gafas violetas“. Así, pudo mejorar profesionalmente e intervenir de una manera óptima en la resolución de los problemas que vivía la prensa. “Los periodistas tenemos una responsabilidad social y no la podemos eludir”, afirmaba Lorena Escandell mientras criticba lo sesgado que se encuentra el periodismo actual.

La licenciada en Periodismo por la UMH, hizo especial hincapié en que hay un interés social por diferenciar a las mujeres, del grupo privilegiado: los hombres, desde que la sociedad es concebida. “La violencia de género se utiliza para mantener el control del grupo privilegiado sobre el de las mujeres“, señalaba Lorena al mencionar lo normalizados y silenciados que se encuentran el machismo y el sexismo.

Manifestación feminista en Madrid (7-N) del año 2015. En el centro de la imagen se puede observar a la periodista Lorena Escandell. Fotógrafa: Marina González.

No debe haber una asignatura específica que hable sobre la violencia de género y el lenguaje no sexista, ¿que la hay? perfecto, pero lo necesario no es eso“, recalcaba la autora del blog ‘Por amor al arte‘, cuando recordaba los planes de estudios que desarrolló en la Universidad Complutense de Madrid. La feminista defiende una formación transversal, con referentes femeninos en todas las asignaturas de periodismo, además con contenidos que no discriminen, a través de un lenguaje inclusivo.

Terminamos la carrera creyendo que se va a cambiar el mundo y salimos miopes“, criticaba la Columnista del Diari La Veu a la vez que afirmaba que los futuros periodistas deberían de luchar contra el discurso, androcéntrico y sexista del poder, instaurado en la profesión desde hace siglos.

La periodista ponía como ejemplo de la mala situación en la que se encuentra la violencia de género en los medios al hablar de El Caso, un medio de los años 70 que hablaba de sucesos. Ahora es mucho peor que antes porque además de que en aquella época la violencia de género no se consideraba un problema social, en la actualidad tenemos más conocimiento sobre el problema y la situación sigue igual“, con esta afirmación tan rotunda, Lorena Escandell juzgaba a la prensa actual. 

La opinión de la voluntaria de la Asociación Mujeres Vecinales de Elche es que este pésimo discurso de los medios de comunicación, que trata de manera descuidada la violencia de género, se encuentra sobre todo en los medios generalistas, pero la periodista quiso hacer especial hincapié en los medios digitales especializados (El Salto, La Marea, Eldiario.es…) donde la perspectiva de género tampoco se encuentra igual de presente en todo el medio. “Esta perspectiva debería encontrarse cuando se habla de economía, política, tecnología… Incluso en la manera en la que se organizan el medio de comunicación”, alegaba la alicantina. 

En el ámbito del periodismo especializado, Lorena comentó que, lo que más le duele como periodista es que la mayoría de compañeros de profesión no traten la violencia de género con la misma diligencia como sí hacen con otros temas. La alicantina mencionó que si se habla de violencia machista, se considera como un tema de mujeres y por lo tanto, lo catalogan como inferior, de ahí que no haya una preocupación real por hacerlo bien.

La periodista social ejemplificó lo anterior con un caso que suele tratar en los talleres de periodismo no sexista que lleva a cabo: El machismo que sufrió Inés Arrimadas, en ciertas fotos, cuando comenzó a ser diputada de C’s en el Parlamento catalán. Lorena comentó que este caso no es el único, ya que en todo el mundo hay una tendencia a cuestionar la capacidad de poder de una persona, simplemente por el hecho de ser mujer, como sucede en Reino Unido, España, Alemania o Estados Unidos.

El sexismo es una problemática estructural, no sólo de contenidos. Vivimos en una sociedad en que las estructuras sociales están impregnadas de patriarcado” con estas duras palabras la periodista del Gabinete de Comunicación ADELA-CV, criticaba, esta vez, el gran machismo presente en las instituciones gubernamentales. La periodista comprende que salirse del molde de lo establecido sea tan difícil debido a la incomprensión de los jefes de los medios, en esta sociedad sexista. La periodista apela a la “responsabilidad individual” de cada periodista, para aportar su ‘granito de arena’.

Lorena Escandell trató un tema muy polémico en Hollywood: El caso del productor Harvey Weinstein y la vergonzosa práctica profesional de algunos medios. “Responsabilizar a las víctimas es violencia y opresión,  además de ocultar al responsable real”, la alicantina recalca que titular con”Las mujeres que han terminado con la carrera de Harvey Weinstein” produce que los lectores se centren y culpabilicen a las víctimas, además de los efectos aleccionadores que esto tiene en personas que se estén planteando denunciar situaciones de este tipo. “Hacia las víctimas de ETA, por ejemplo, siempre ha habido mucho respeto y nunca se las ha cuestionado y el periodismo, en ese caso, ayudó a que la sociedad comprendiera el problema”, mencionaba con rabia la columnista del Diari La Veu mientras hablaba del caso del súper productor de cine americano.

Del mundo cinematográfico, Lorena se pasó a los deportes, para demostrar que la violencia machista no es solo física. “La Liga de fútbol femenino, no se considera profesional debido a un real decreto que dice que solo puede existir una Liga Profesional de fútbol. ¿Cuál es la que está profesionalizada? La masculina, y esa es ‘La Liga‘”, en palabras de Lorena, lo que sucede con las jugadoras de fútbol españolas es discriminación y un tipo de violencia estructural ya que desde el propio estado es desde donde se discrimina. 

Un informe de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) confirma que menos del 10% de los puestos directivos de los medios de comunicación están ocupados por mujeres. Frente a estos datos, Lorena Escandell defiende que las mujeres deberían ocupar altos cargos por un aspecto de conciencia social, democracia y justicia. “¿Que haya más mujeres en los espacios directivos asegura que los medios hagan contenidos 100% no sexistas? Eso no lo sé, pero tengo claro que hay medios actualmente que se encuentran liderados por mujeres y están haciendo cosas impresionantes”, afirmó la periodista haciendo especial mención a June Fernández y a la revista Píkara Magazine. En REC tuvimos la suerte de entrevistar a una de las colaborados de Píkara. Lorena Escandell finalizó la entrevista afirmando que cuando las mujeres tienen la posibilidad de dirigir medios de comunicación, los resultados y las temáticas son mucho más diversas. 

 

 

 

Gabriel Ruiz Moya on InstagramGabriel Ruiz Moya on Twitter
Gabriel Ruiz Moya
Sin libertad de prensa no hay democracia. Me gustan los videojuegos, la política, los deportes... En la variedad está el gusto, o eso dicen.

Gabriel Ruiz Moya

Sin libertad de prensa no hay democracia. Me gustan los videojuegos, la política, los deportes... En la variedad está el gusto, o eso dicen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *